¿Por qué no monetizamos este blog?


digishokkuimagen

En Digishokku hemos recibido recomendaciones de todo tipo para incrementar nuestra productividad, variar nuestro contenido y sacarle el máximo provecho. No hemos dudado en ponerlas en práctica, pero una de ellas es la que nos ha causado más piquiña debido a que es la que menos nos ha causado simpatía: la de ganar dinero mediante clics o por conteo del tráfico del sitio. La idea de por sí es muy atractiva, parece funcional y hasta nos entusiasma desde cierto punto de vista (no estaría mal obtener algunos billeticos en la cuenta bancaria), aunque lastimosamente la hemos tenido que desechar. Luego de haber tenido profundas reflexiones y de haber realizado experimentos fallidos, lo mejor será que este sitio siga siendo absolutamente gratuito para el disfrute de todos ustedes.

Tenemos, por tanto, varias razones objetivas para no monetizar Digishokku. Éstas son:

  1. Un blog menos práctico: usar acortadores de enlaces puede servirnos de mucho, a menos que recarguemos el blog de links abreviados en los cuales hay que esperar hasta 15 segundos para poder activar el botón de acceso al sitio principal o a la entrada de interés. Si esto pasa apenas con la página de inicio, imagínense el rollo que se formaría con una web con más de 100 posts cuyos enlaces permanentes no son más que unas letras que no guardan relación con sus títulos. Si alguien quiere leer, por ejemplo, alguno de nuestros tutoriales, perdería más tiempo viendo el contador que cargando el post en sí mismo. Esto, por consiguiente, repercute en la paciencia de los usuarios, quienes probablemente preferirían prescindir de toda esa superflua parafernalia virtual, lo que llevaría a reducir el número de visitas.
  2. Publicidad inservible: en relación con lo anterior tenemos los anuncios publicitarios. Si los ven los usuarios mientras esperan el conteo del segundero en el acortador de enlaces, habrá una ganancia por el clic que se dé al botón de acceso, el cual abre a menudo una ventana emergente que contiene más anuncios publicitarios. Esto no sería un problema si no fuera porque existe algo llamado “bloqueador de ventanas emergentes” y “bloqueador de publicidad”; lo primero está integrado en la mayoría de los más modernos navegadores de Internet (salvo el de Microsoft, porque ese es inútil), mientras que lo segundo es un complemento que se puede instalar en esos navegadores. Ambas herramientas digitales anulan más del 95% de esa publicidad y de esas ventanas que saltan salvajemente en nuestras computadoras sin previo aviso. Ambas son tan excepcionales que hasta nosotros las utilizamos y las recomendamos.
  3. Mucho ruido, pocas nueces: no podemos obtener dinero por procedimientos que son engorrosos, que involucran publicidad neutralizable con facilidad y que además no cumplen con nuestras expectativas monetarias. Vale, es cierto que Roma no se hizo en un día, pero tampoco tenemos toda la vida para reunir sólo una limosna que no alcanza para vivir. Aunque algunos acortadores pagan más que otros, no hemos olvidado el hecho de que se necesitan hasta 1000 clics para conseguir apenas 1$, si consideramos que la paga es de a 1 centavo por clic o visita, siempre y cuando se vea la publicidad o se abra la ventana emergente. Hemos hecho números y las cuentas no nos cuadran; para llegar a 100$ sería preciso que cada visitante vea los anuncios que nadie mira porque son inhibidos por las versiones más recientes de los navegadores de Internet y de AdBlock Plus. La única forma de compensar esta desventaja sería con descargas muy solicitadas (e.g., videojuegos, música), aunque en otro comunicado de esta misma sección hemos dicho que ya no trabajaremos más con eso. Y esa es la punta del iceberg.
  4. Contenido no deseado: Mizaki y yo hemos estado conscientes de lo molesta que puede ser la publicidad en Internet. Hay que admitirlo: los anuncios son necesarios como herramientas de mercadeo corporativo, pero casi siempre estorban la vista de la página web, ralentizan su carga y la hacen más pesada. Si los de WordPress obstruyen la visión normal de un post ―alabado sea San AdBlock por librarnos de ese mal―, sería un abuso de nuestra parte rellenar a Digishokku con enlaces recortados que aparte de prolongar innecesariamente su acceso con una exasperante cuenta regresiva le ponen banners supernumerarios de productos en los que quizás no estén interesados y que ni siquiera vendemos. A esto cabe algo que añadir: entre esos anuncios se mete contenido pornográfico en el que no nos involucramos y que no divulgamos por no pertenecer a la filosofía de nuestro sitio. Sin embargo, este no es el factor de mayor peso por el que no hacemos dinero con el blog.
  5. Invitados no deseados: veamos lo referente a la seguridad informática. Lo que a muchos webmasters irresponsables les tiene sin cuidado, a nosotros nos importa de sobra; no nos agrada recibir quejas por software malintencionado porque nos resta credibilidad. Los amigos de lo ajeno se las arreglan para hacer que los botones y anuncios habidos en los enlaces recortados redirijan a sitios con malware, spyware, phishing y virus en los que es vulnerada la salud del sistema operativo y de los datos personales. En este sentido, creemos que lo mejor es dar un link directo, sin intermediarios y que no ponga en riesgo la PC de los usuarios.
  6. El motivo más elemental: lo anterior puede ser poco convincente de no ser porque decidí traer a colación lo más obvio. Si no monetizamos este espacio digital es porque hemos intentado varios métodos que no nos han funcionado y que han implicado las susodichas desventajas que se han descrito. Cuando Digishokku estaba en Blogger, hicimos ensayos con AdSense que fracasaron porque Google nos retiró de ese “programa” al saber que estábamos ofreciendo descargas piratas; ergo, nos borraron toda la publicidad, aunque conservamos las visitas y el posicionamiento en los buscadores. Ahora que estamos en otra plataforma, hemos realizado pruebas con algunos servicios cuyos resultados no nos han dejado satisfechos. Además, conseguimos fuentes más “estables” de financiamiento que, aunque son más “tradicionales”, nos dan ingresos más prometedores sin menester de pegarnos el día entero en la computadora.

Hemos estudiado la posibilidad de probar suerte con el canal de YouTube, donde Mizaki sube sus gameplays y tutoriales. No obstante, eso estará en veremos. Estamos seguros, empero, que si hemos rechazado la monetización de Digishokku no es por no haberlo intentado ni por no haber querido, sino porque de nada nos ha servido y porque ha representado para nosotros más sacrificios que beneficios. Aunque eso no significa que no respetemos el derecho de cada quien a ganarse el pan de cada día al subir archivos o cualquier contenido que sea de su agrado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s