DOSBox para principiantes. Parte 1: Presentando a DOSBox


dosbox-logo

Hola, nuevamente, al público que nos lee. Disculpen la falta de actividad en el blog durante las últimas semanas, pero por razones ajenas a nuestra voluntad hemos reducido la productividad que solíamos tener. Sin embargo, aún seguimos aquí y yo he venido con un tutorial que va a ser de su agrado, porque es de tendencia “retro”. Es momento, pues, de hablar sobre cómo darle el primer uso a DOSBox, pero sería de poca utilidad esta entrada si no explico antes qué es y en qué consiste este software. DOSBox es, en palabras sencillas ―y haciendo caso a lo que dice su página web―, un emulador de programas y, sobre todo, de videojuegos antiquísimos que, por haber sido descontinuados desde hace años, son a menudo catalogados como abandonware, es decir, “software obsoleto” (o “abandonado”, como lo traducen comúnmente).

No obstante, en el mundo de la informática lo “obsoleto” es relativo. Lo antiguo puede revalorizarse para cobrar vida nueva, pero se requiere de algo que lo haga funcionar en el mundo moderno, y es ahí donde entra DOSBox, ya que trabaja con programas y juegos que incluso datan de antes del año 2000; hablamos entonces de sistemas operativos como Windows 2000, Windows 98, Windows 95 y, principalmente, [MS-]DOS. Eso sí, hay que advertir un detalle que no podemos pasar por alto, y ese es el de la estructura de los archivos, pues no es lo mismo emular un juego de Atari que uno de Win95. Permítanme decir el por qué.

Mientras se pueden emular juegos de Atari, Nintendo (NES) o SuperNintendo (SNES) con un par de clics, los de computadora requieren de una línea de comandos, lo cual no es un método tan inmediato. ¿A qué se debe esta radical diferencia? A dos factores, uno dependiente del otro. En el primero, los datos de consolas viejas (mejor dicho, los datos de los juegos de esas videoconsolas) se encuentran almacenados en un archivo con formato .rom, mientras que los juegos de PC poseen diversos ficheros con formatos que no se asemejan entre sí; unos son ejecutables (.exe, .bat, etc.), unos son de texto (.txt), unos son de librerías (.dll), y así sucesivamente.

Con el segundo tenemos que las “roms” de Atari, NES y SNES, al tener este tipo de extensión, pueden abrirse sin problemas con programas de interfaz gráfica tales como NESTen, así que, por ejemplo, podemos jugar Double Dragon III con unos pocos clics porque tenemos a la mano una ventana con menús y submenús que nos facilitan todo. Los abandonware de PC, en cambio, al tener más de un tipo de extensión en sus archivos (los cuales están dentro de una carpeta), deben emularse recurriendo a un sistema más anticuado, o por lo menos es así como se hacen las cosas en DOSBox: con una línea de comandos en la que vamos a teclear en vez de clicar.

No se asusten, que DOSBox no muerde. Después de instalar DOSBox ―en Linux esto se hace en la Terminal con apt-get install dosbox; en Windows este proceso es bastante obvio―, lo hacemos correr y tenemos esta amigable ventanita:

Captura de pantalla de 2015-12-18 14:17:31

Al teclear Intro y presionar la tecla Enter, comenzaremos un minipaseo por el programa para saber cuáles son las funciones de DOSBox. Todo, absolutamente todo, estará en inglés, por lo que si Ud. no es bueno en ese idioma lo mejor que Ud. puede hacer es pulirlo para entender las instrucciones, al menos las más esenciales.

Si Ud. domina el inglés, domina la primera mitad de DOSBox. Aunque Ud. dominará la segunda mitad si se familiariza con los comandos de MS-DOS que, aunque pueden parecer engorrosos al principio, se harán más sencillos cuando uno se los va memorizando con la práctica. No olvide prestarle atención a los parámetros y a la sintaxis cuando esté tipeando las órdenes, porque de lo contrario van a ocurrir errores.

He de acotar, sin embargo, que DOSBox, por ser un emulador, no tiene todos los comandos de MS-DOS, mientras que otros los tiene sólo por compatibilidad. Al escribir help /all, se puede obtener una lista completa de esos comandos, de entre los cuales los que realmente vamos a usar son estos dos: dir, para mostrar la lista de archivos y directorios/carpetas de una dirección determinada en el disco duro, y mount, para montar un dispositivo, unidad o un directorio/carpeta del que vamos a ejecutar un archivo en específico.

Tres, si contamos el fichero ejecutable con el cual procederemos a instalar o abrir nuestro abandonware. Pero esto lo continuaremos viendo con más detalle en el próximo tutorial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s